Autojuicio

Y corres y escapas del tiempo,

pero este, caprichoso, te retiene entre sus dunas.

Procuras desatarte de las correas que te atan,

pero te das cuenta, que inútil, tu tiempo se ha agotado.

El Sol gime, y refleja en su corteza imagenes vivas de antiguos días muertos.

Miras inquieto, ¿qué paso con las tardes? ¿qué fue de sus brillos?

¿Acaso ya se pudren los recuerdos mas íntimos?

Y la Luna ofrece, triste y ajada

la más terrible de sus caras:

desiertos de nieve en sus continentes,

helados vientos que serpean entre bosques,

álmas vacías danzan a la par que hombres,

una oscuridad tenebrosa se cierne…

Pero en el confin de la oscura noche,

un diamante se adivina entre lágrimas de polvo hiriente,

¿será ésta la causa de mi arrebato?

” Cuando estás dentro del Sistema, el tiempo no es más que una razón más para permanecer preso. Por suerte siempre hay destellos que dejan entrever otras realidades”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Escribe, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s