La paciencia

Cae la tarde sobre mi ventana

con su rojo resplandor cansino.

Muriendo el día, esperanzada

la noche mirando tu cabello.

Penas que ahogas suspirando nada,

llantos que empañan sonrisas mudas.

Oscuridad tiernamente amada,

recuerdos sumamente nublados.

Vida pacientemente pasada,

muerte de un corazón olvidado.

” Quizá lo peor de todo sea conformarse. Porque si no gritamos, morimos”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POEMAS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Escribe, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s