CRÓNICA DE UNA HISTORIA ANUNCIADA

¿Habéis escuchado al mar gritar desde sus adentros? Sencillamente, es escalofriante.

Creo que la Tierra que conocemos dejará de ser la misma después del terremoto de Japón. No sé si cambiará a mejor o a peor, pero de lo que estoy seguro es de que cambiará.

Las islas de Japón se han desplazado 4 metros de su emplazamiento habitual y el tsunami, que ha asolado las provincias de Miyagi, Iwate y Fukushima se cobra ya millares de víctimas. Incalculables pérdidas materiales, abrumadoras cifras de desaparecidos, inestimables pérdidas económicas… y “sólo” es lo que el terremoto más devastador en 140 años ha dejado a su paso. Y digo sólo porque ahora se suma el problema nuclear.
Este terremoto ha hecho que los que, por historia y hechos han sido la civilización más ordenada, comprometida y trabajadora de todos los tiempos, se hayan visto desbordados por la inigualable fuerza de la naturaleza. Y no he podido evitar que alguna lágrima se me escapase cuando he visto a lo que podría ser cualquier país occidental naufragar entre olas de coches, barro, agua, barcos e incluso personas. Suena macabro. Suena a superproducción de Hollywood. Pero “this is real life”, y creo que a pocas personas les quedan dudas a estas alturas de que nos estamos cargando el planeta.
Un agujero que se abre cada día más en la capa de ozono, un calentamiento a nivel global de océanos, mares y polos; un aire cada vez más contaminado, diversas ciudades costeras que desaparecerán de aquí a diez años… y así podría configurar una larga lista de desprópositos mundiales. Elaborados, claro está, por nosotros mismos.
Necesitamos CAMBIAR. Necesitamos una CONCIENCIA GLOBAL. Necesitamos nuevos líderes que se preocupen por la naturaleza, por la vida en sí, por el futuro de los humanos. Necesitamos cumplir los protocolos de Kyoto y que el mundo se una, con el pretexto de Japón y con el objetivo de que el planeta sobreviva más de cien años. A corto plazo.
Si yo lo veo tan claro, si tú lo ves tan claro… ¿por qué los que mandan no lo ven tan claro?¿por qué los que dirigen al mundo (y no me cabe duda de que así es) no tienen las suficientes agallas para encarar todos estos problemas?¿no se supone que velan por todos y cada uno de nosotros? Sencillamente, y cito una frase célebre “cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”; deberíamos de violar a este sistema que nos han impuesto. Deberíamos de tirarlo abajo. Sólo hay que organizarse.
~~~
“Estamos a 13.000 kilómetros de Tokyo” pensarán muchos, pero ¿qué son 13.000 kilómetros en este mundo globalizado? Son 10 horas en avión. Lo que se tarda desde Sevilla a Barcelona en coche. Y sí, a ti también te afecta.

” Cuando el mundo se sacude y tú no puedes hacer nada por evitarlo, es cuando realmente te das cuenta de que por encima de las fronteras, del dinero o de la religión, está la Naturaleza”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en RELATOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¡Escribe, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s