REFLEXIÓN 7

Al borde de esta depresión permanente y de otro ataque de ansiedad, las estrellas que lucen tras la ventana esta noche parecen más blancas. A lo mejor la vida es como las mismas estrellas, que se van encendiendo poco a poco hasta que dejan de brillar y mueren. Como sea, preocúpate de vivir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en REFLEXIONES. Guarda el enlace permanente.

¡Escribe, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s